seminario la cultura del cuidado
Seminario la cultura del cuidado
29 Febrero, 2016
Pollo al romero y naranja
22 Abril, 2016
Show all

El Ballet, desafiando la Biomecánica

el ballet desafiando la biomecanica

el ballet desafiando la biomecanica

Durante dos semana se llevo a cabo en la Escuela Nacional de Ballet (ENB) en La Habana, Cuba, el XXII encuentro Internacional de Academias para la enseñanza del Ballet que además de todos los talleres de Ballet y danza para los bailarines de diferentes edades y niveles de entrenamiento, se ofrecían clases magistrales por los preparadores físicos a cargo del Licenciado José Antonio Candia, sobre metodología de la preparación física en el bailarín, también la metodología de enseñanza de la escuela Cubana, critica danzaria, Nutrición, historia y panel o mesa redonda con Bailarines a cargo de otros licenciados y maestros y por supuesto por la directora Ramona de Saá.

En esta nota además de contarles sobre la formación de los bailarines profesionales en Cuba les hablare de algunos de los factores determinantes para el ballet, y la formación en una disciplina que requiera de una exigencia física especifica que en definitiva desafía y rompe muchas leyes de la biomecánica lógica del movimiento humano.

Empecemos por entender que el ballet es una disciplina artística de movimiento que demanda aptitudes muy exigentes para el cuerpo, es antinatural, rectifica o modifica experiencias físicas que en el ser humano están implícitas en el desarrollo, y aunque a mi modo de ver tiene muchas ventajas para la condición física del cuerpo humano, el desarrollo y la corrección de posturas hay que ser cuidadosos cuado se va a ingresar a esta disciplina o la manera como esta sea implementada en los futuros bailarines o si se va a utilizar como herramienta terapéutica o como método de acondicionamiento físico.

A que me refiero, bien explicaba el Licenciado Candia director de preparación física en la ENB la importancia de dos conceptos básicos y determinantes en el ballet, 1. La colocación y anatomía de la cadera con relación a la pelvis que exige el ballet, esto se conoce como el “en dehor” que se refiere a lo que los bailarines conocen como apertura de las caderas y que anatómicamente se explica como los mayores grados de rotación externa ideales para ser un buen bailarín de ballet y 2. El pie del bailarín y las adaptaciones anatómicas y fisiológicas que ocurrirán en todo el cuerpo cuando se cambia el punto de apoyo natural al caminar, mejor dicho bailar en el antepié ( bien sea media punta o puntas).

biomecanica del ballet

El profesor Candia explicando la bimecánica del bailarín

Para entender estos dos conceptos y lo que implican para la biomecánica corporal hagan el siguiente ejercicio: quítense los zapatos y empínense, lleven el peso de su cuerpo al antepié y caminen con pasos cortos por 1 minuto sin bajarse de esa posición, ahora colóquense en lo que se conoce como primera posición que es abrir los pies a los lados sin separar talones y traten que esta rotación salga desde las caderas y no de las rodillas o de los pies y caminen así en diferentes direcciones ( adelante, atrás, a los lados , en diagonal) , mas o menos como caminan los patos. ¿Que tal se siente esto en sus cuerpos? Nada natural, verdad? Ahora piensen que los bailarines de ballet deben permanecer en estas posiciones por más o menos 8 horas de entrenamientos diarios, por esta razón es que el ballet desde sus bases desafía y rompe todos las leyes de la biomecánica corporal sometiendo al cuerpo a adaptaciones y cambios estructurales para poder sostener el equilibrio en estas posiciones anti-anatómicas , poder bailar, saltar, levantar las piernas, extender o flexionar la espalda a rangos máximos de movimiento, girar mas de una sola vez sobre un solo pie, o a grandes velocidades sobre los dos pies o girar en el aire y aterrizar con gracia sobre los pies o arrodillados y todo lo anterior debe realizarse con ritmo, control e interpretación para que pueda llamarse expresión artística. No obstante el mayor índice de lesiones reportadas en la literatura en bailarines de ballet corresponde a los miembros inferiores (1,2)

La escuela Cubana de Ballet tiene la gran ventaja que el ballet en Cuba es una profesión, La escuela Cubana de Ballet audiciona a los niños para el ingreso a la escuela profesional, y no es un factor discriminatorio, al contrario es más bien un tema de protección a los mismos niños, pues el Ballet es una de las disciplinas del movimiento mas antifisiológicos que existen y que atentan contra la anatomía natural del cuerpo humano, por esta razón además  que el niño quiera y le guste, debe contar con unas cualidades y aptitudes físicas y fisiológicas que son determinantes para su profesionalismo y cuiden la integridad de sus estructuras anatómicas. Es exactamente lo que ocurre en otras disciplinas atléticas, en donde quienes terminan triunfando o con un índice menor de lesiones son aquellas personas que cuentan con una estructura física que se adapta al desarrollo de cierta disciplina deportiva y que va de la mano con la formación y la preparación transdisciplinar que haya acompañado al atleta desde tempranas edades.

ballet niñas

Niñas de la ENB de segundo año ( 10 a 12 años)

Esta es una de las grandes virtudes de la ENB, los niños son audicionados a partir de los 8 a 10 años en donde se hacen pruebas físicas, estado nutricional, psicológico, también se mira la aptitud a la música y al ritmo y obviamente la motivación del niño. Las entrevistas y pruebas se harán individualmente al igual que entrevistas a los padres. Una vez los niños inician en la escuela tendrán el seguimiento del equipo transdisciplinario además de sus maestros de ballet. Desafortunadamente es muy poco lo que se encuentra escrito por parte de la escuela cubana de la experiencia del entrenamiento, refiriéndome a  sistemas de valoraciones, seguimiento y reportes de lesiones.

Uno de los pocos estudios que se encuentran en la literatura por parte de la escuela cubana es el “Estado nutricional, hábitos alimentarios y la percepción de la imagen corporal de estudiantes de ballet”. Tuve la fortuna de escuchar una breve revisión del articulo por parte de los autores y pude también formulares varias preguntas, una de ellas que logro alargar la discusión y se torno muy interesante fue sobre los registros de la menarquia y un seguimiento del ciclo menstrual de las bailarinas en la escuela Cubana, su respuesta fue afirmativa, ya que ellos llevan todo un registro nutricional de las estudiantes y aunque hay registros de estos datos no se han realizado estudios por parte de ellos que relacionen una menarquia tardía o no, ya que tiende a ser una características de las atletas con baja adiposidad debido al entrenamiento de alto impacto como sucede en el ballet y su relación con la alimentación. Insisto es una lastima que los profesionales de este equipo transdisciplinario de Cuba no puedan aportar científicamente más al mundo de la danza con tan larga y excelente trayectoria en la formación de bailarines profesionales.

Ballet y nutrición

Y déjenme decirles que esto no es solo una falencia de la escuela cubana, este es uno de los vacíos más grandes que existen a nivel mundial en la formación de los atletas del arte ” los Bailarines”
Ahora bien desde mi visión como profesional de la salud, entrenadora física en disciplinas del movimiento y con mis años de experiencia personal en la danza les quiero compartir los problemas mas grandes que he podido analizar en la literatura y al sumergirme dentro del mundo de la danza hablando de salud y prevención de lesiones

La falta de clasificación del bailarín como un atleta

La carencia de valoraciones funcionales unificadas y especificas para la danza que como consecuencia hace que tampoco exista una clasificación de las lesiones para poder así lograr analizar datos y reportar estudios que puedan tener un valor científico relevante y sean de ayuda en la prevención de las mismas lesiones

Los profesionales de la salud con un enfoque para la danza.

Los bailarines necesitan de profesionales de la salud y del entrenamiento deportivo con conocimientos del arte de la danza para poder guiarlos, llevar un seguimiento valido y convincente para los artistas, pues resulta que los bailarines se entrenan con una tolerancia al dolor y al sobreentrenamiento por una capacidad mental de exigencia por parte de los maestros y por sus misma pasión además de la competitividad para poder emplearse en la danza que hace difícil que cualquier profesional de la salud pueda manejar sus casos de lesiones. los bailarines de ballet a diferencia de otros atletas en particular exhiben una pasión consumada por la danza que hace que la decisión de parar ante una lesión sea extremadamente difícil, al limite de la mente, casi se puede considerar una adicción (5)

La carencia de la programas de una preparación  física regulada y una periodización del entrenamiento

Aunque lo que estuve escuchando por parte de los preparadores físicos y los maestros en la ENB fueron frases como: ” la mejor preparación física es la clase de ballet ” y cosas como “la flexibilidad es una capacidad de dolor” y otra de las más usadas “ustedes no pueden parar ni un solo día sino perderán todo lo que han logrado” este tipo de formación lo digo como bailarina, en parte son necesarias, tal vez el bailarín logra desarrollar capacidades físicas inexplicables y que vencen cualquier ley biomecánica por este mismo discurso con el que se forman desde niños,  sin embargo la literatura si ha reportado algunos estudios (2,6,7,8) en donde la inclusión de un entrenamiento físico aparte de las mismas clases de danza han resultado en disminuciones significativas de lesiones. Uno de los problemas mas grandes que he podido visualizar es la periodización de los entrenamientos ya que la misma no solo esta ligada al rendimiento físico sino también económico de las compañías como del mismo bailarín.

Una de las organizaciones que en la actualidad se encuentra trabajando desde el 1990 en estos temas relacionados entre la danza y las ciencias de la salud es la IADMS (International Association for Dance Medicine and Science)

Concluyendo

Esta ha sido una experiencia inolvidable, , poder estar en contacto directo, observar, practicar, escuchar y vivir por dos semanas la experiencia de la Escuela Cubana. Ojala en un futuro no muy lejano la ENB empiece a documentar sus experiencias en la formación de bailarines que pueda ayudar a enriquecer y logren formar parte del aporte científico mundial en este pequeño mundo de las pasiones atléticas del arte. Creo que su trabajo ha sido grandioso, pude hablar con los preparadores, nutricionistas, maestros y entrar a las clases de la escuela, aunque en ocasiones me sentía como Gotzilla bailando con estas hermosas niñas a quienes casi triplicaba en edad y parecían como pajaritos formando perfectas bandadas.

Destaco el invaluable y arduo trabajo de la ENB y el Ballet Nacional de Cuba con la virtud además de responsabilidad de audicionar a sus bailarines y como les mencione al inicio de la nota, no por un tema discriminatorio de ningún tipo sino por que existe la conciencia y la experiencia de mas de 50 años entrenando y graduando profesionales del ballet que en la actualidad o forman parte del cuerpo del ballet nacional, son maestros en la misma escuela o están por el mundo bailando y/o enseñando en importantes compañías.

Con mucho más por estudiar, experimentar y contar sobre una de las grandes pasiones de mi vida, El Ballet, los dejo hasta la próxima!

ballet cuba

Las bailarinas Colombianas tomandonos Cuba

Referencias

1. Negus V, Hopper D, Briffa NK. Associations between turnout and lower extremity injuries in classical ballet dancers. J Orthop Sports Phys Ther. 2005

2.  Russell, Preventing dance injuries: current perspectives. J Sports Med. 2013

3. Frusztajer NT, Dhuper S, Warren MP, Brooks-Gunn J, Fox RP. Nutrition and the incidence of stress fractures in ballet dancers. Am J Clin Nutr. 1990

4.Vasquez, Herrera Martinez. Estado nutricional, hábitos alimentarios y estilo de vida en estudiantes de la Escuela Elemental de Ballet Alejo Carpentier

5. Wainwright SP, Williams C, Turner BS. Fractured identities: injury and the balletic body. Health (London). 2005

6. Malkogeorgos A, Mavrovouniotis F, Zaggelidis G, Ciucurel C. Common dance related musculoskeletal injuries. J Phys Educ Sport. 201

7. Twitchett EA, Koutedakis Y, Wyon MA. Physiological fitness and professional classical ballet performance: a brief review. J Strength. Cond Res. 2009

8. www.iadms.org

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *